contenidos

Un balance de oportunidades


Un balance de oportunidades

Por Horacio Marmurek
Periodista de cultura y espectáculos



La tradición de todos los años es hacer un balance cuando el calendario indica que pasamos de un año al otro, evaluar logros, aceptar pérdidas y mirar hacia adelante con esperanzas en el futuro. Es, también, el momento de las listas y, cuando nos referimos a los productos audiovisuales, de lo mejor del año. Ese habitual top diez de series y películas que nos permite ponernos al día, si se nos escapó algo, o corroborar que eso que nos gustó tanto coincide con la opinión de tal o cual personaje o periodista.
El año que termina será, quizás, uno de los últimos en los que se podrá aunar la información y los criterios para hacer dicha lista. Hoy conformar lo mejor de la producción audiovisual requiere no menos de tres servicios de streaming, más el cable y, por qué no, algo de destreza en el mundo de los torrents y la no tan deseada piratería.
Un repaso rápido en la Argentina diría qué estrenos hay que ver en Netflix, Disney+, Amazon, HBO, Apple+, Starz y Flow en una sucesión rápida de protagonistas de la pantalla sin un orden de mérito.
El año 2020 estableció que la producción audiovisual será por streaming o no será, por lo menos en el espacio inmediato de la pandemia y la pospandemia. Con los cines cerrados y los distintos negocios de las grandes empresas jaqueados por la cuestión sanitaria, las series y las películas se volvieron protagonistas de una abultada oferta que busca encontrar su público con distintas estrategias. Mientras esperamos el desembarco en la Argentina de HBO Max por parte de WarnerMedia, la señal premium del cable apostó a producir un impacto con miniseries de temática adulta, como “I May Destroy You”, “Industry”, “We Are Who We Are”, “Patria”, todo muy europeo y de altísima calidad; con productos que mezclaban los superhéroes, Watchmen, el terror, “Lovecraft Country”, y otras series más de género con estrellas protagonizando y aportando valor a una marca que además de prestigio quiere concentrar popularidad. Una app de engagement para fidelizar aún más al espectador y algunos productos paralelos como los podcasts.
El esperado desembarco de Disney+ en la Argentina permitió acceder rápidamente a la librería de clásicos que la empresa estuvo rescatando de los distintos sistemas para aunar ese valor con las nuevas producciones originales que se habían estrenado desde su lanzamiento en el resto del mundo. La estrella de esos productos, sin duda, “The Mandalorian”, una serie ubicada en el universo Star Wars que conforma a la prensa y a los fanáticos. Claro que muchos suscriptores se sorprendieron porque del largo catálogo de Disney, que incluye los productos Fox, solo se encontraban con una pequeña parte y con poco material para adultos, demostrando que esta OTT es un producto familiar más que nada.
Amazon apostó fuerte a diversificar su oferta, con programas en vivo como un recital para juntar fondos para los trabajadores en la primera línea de la lucha contra la pandemia; el desfile de modas que organiza Rihanna, probando otro esquema en el mundo del streaming; series latinas producidas en México como “El candidato”, “Salvajes”, o el de Diego Luna que es una cena con distintas personalidades; series producidas en Chile con temáticas de alto impacto para la prensa, “El presidente” sobre el FIFA Gate, “La Jauría”, basada en un caso real sobre una violación en manada o Dignidad sobre la historia de Colonia Dignidad, un enclave fundado por un nazi donde hubo abuso de menores, demostrando una apuesta clara a impactar en el mercado de Latinoamérica. Sin mencionar la serie sobre Maradona, que no tuvo estreno y será uno de los temas a seguir el año que comienza.

Un balance de oportunidades
Netflix es quien más presencia en los medios ha tenido y con buenas razones para ello. Los primeros meses de la emergencia sanitaria redituaron en un aumento muy grande de suscriptores en todo el mundo, y miniseries como “Poco Ortodoxa” se transformaron en un fenómeno global. El ritmo que tienen de desarrollar contenidos originales le permite a la OTT estrenar de forma pareja entre sesenta y ochenta productos nuevos que van desde dibujos animados, documentales, series, miniseries y películas. Mank como la gran apuesta para los Oscar, “Hollywood”, “The Prom” y “Ratched”, de la factoría de Ryan Murphy, son algunos de los que destacaron, pero lo interesante es descubrir qué amplia es la oferta de esta plataforma. Reality shows y programas de cocina conviven con las últimas temporadas y producciones especiales de todo el mundo. La Argentina consume más programas coreanos que antes, desarrolla un gusto por el manga y espera el último documental sobre el crimen, como el caso de “Carmel. ¿Quién mató a María Marta?”.
Y es que las OTT borraron las fronteras de los formatos y los países acelerando el acceso que la televisión de aire y el cable esbozaban. Ficciones indias, coreanas, polacas, dinamarquesas, no importa el origen, muchas veces el furor del estreno mundial hacía que todas las redes sociales hablaran y compartieran el contenido que estaban visionando en ese momento. Las regionalidades importan, y mucho, pero cuando se da ese paso mundial, el éxito global, esperado o inesperado, ubica rápidamente a actores, directores y productores a la vista de todos.
Nasha Natacha, sobre Natalia Oreiro, fue una muestra de eso. La apuesta de “Gambito de Dama”, una de las mejores ficciones del año, y el estreno de “Rompan todo”, un documental sobre el rock latinoamericano, demuestran que ver una plataforma es un hecho mundial y que pierde lo local.
Ahí entran en competencia plataformas como Acorn, material inglés, Starz, series y programas variados, o Apple+. Tienen para jugar, pero la velocidad y la capacidad de producción es fundamental para disputar al suscriptor.
Por eso a veces no se sabe dónde ver algunas ficciones que están entre esas elegidas para ser las mejores del año. “Ted Lasso” es una serie sobre un director de fútbol americano transplantado al fútbol inglés. La trama, tan simple como disfrutable. “Normal People” se transformó en otro éxito recomendado que, al no estar en las plataformas más conocidas, fue un secreto del boca a boca con señas precisas de dónde verla.
Flow, la plataforma de Cablevisión, aumentó sus distintas ofertas entre convenios, producciones originales, el acceso por medio de su plataforma a Netflix y la alianza con Disney+, para ofrecer tres meses gratis y la posibilidad de contratar la OTT por medio de ellos.
La participación de los grandes jugadores de 2020 no está completa en el país sin recordar los TNT Originals o la aparición de Pluto TV en diecisiete países de América Latina y su inminente lanzamiento en Brasil. Pluto TV es el servicio de streaming de televisión gratuito de ViacomCBS, que ofrece más de 18 mil horas de cine, series, shows y entretenimiento para toda la familia. Además de encarar la creación por parte de ViacomCBS International Studios (VIS) de más de 1.300 horas de contenido original y más de 50 proyectos en desarrollo. Un spin off de “Pequeña Victoria”, la comedia dramática de ficción, tendrá diez episodios de media hora que se verán en Amazon Prime Video y también por Telefe durante 2021. Una estrategia mixta que promete este tipo de alianzas como algo habitual dentro de los meses venideros.
Son varios los cambios que la pandemia forzó en las direcciones de los grandes participantes del medio. Disney hizo del “Investor Day” un evento mediático cuando anunció que iban a ver más series de los personajes favoritos de Marvel y Star Wars, y tomó nota de la necesidad de una plataforma para adultos al presentar Star+. HBO Max voló por los aires la ventana de estrenos cuando comunicó que todas sus películas que se estrenen en cine en 2021 estarán automáticamente subidas a su plataforma eliminando así una parte del ecosistema de la exhibición como la veníamos viendo y poniendo en jaque el sistema de coproducción por puntos con directores y actores.
Y esos cambios necesitan nuevos ejecutivos que los lleven adelante. Todas las empresas movieron sus estructuras y una de ellas, también, fue ViacomCBS al anunciar a Raffaele Annecchino como presidente y CEO de ViacomCBS Networks, quien será el encargado de traer el servicio de SVOD Paramount+ en 2021 a la región.
Si 2020 aceleró los cambios en nuestros consumos y solo fue el comienzo de las llamadas Streaming Wars, 2021 se presume como un año para descubrir nuevas estrategias, asumir riesgos y apostar a que los espectadores puedan ampliar sus horizontes frente a una variedad de ofertas ambiciosas y dispuestas a pelear por la atención mundial.

descargar revista en pdf

Anuncian en la edición #138